Con motivo de la victoria de Jon Rham en el Open de España escuchaba al comentarista Javier Pinedo que era una gran victoria y que ilusionaría a muchos niños a iniciarse en este deporte. ¿De verdad cuántos niños vieron a Jon ese día? ¿Mil, dos mil? Si fueran estos números ya no estaría mal pero mucho me temo que no se acercaron a ellos ni algo parecido.

 

El golf, como otros muchos deportes, es un gran desconocido. En este país sólo se habla de fútbol y baloncesto, de los demás nada o casi nada. Coger un periódico deportivo y ¿Cuántas páginas le dedican a otros deportes? Apenas nada, y si es al deporte amateur, ninguna.

Si le preguntamos a cualquier persona, aficionada al deporte, ¿Cuántos jugadores de golf conocen? El 90% no dirá más que a Tiger Woods, Sergio García y ahora a Jon Rahm. Pero ¿Saben que Rham es el cuarto mejor del mundo? No, además de pensar que Rahm es hijo de alemanes… o de otro país raro. (?)

 

El caso es que el número de licencias de golf baja año a año y desde la Federación no se ven iniciativas que atraigan a los jóvenes a este deporte. Los campos se nutren de jugadores seniors que consiguen, a duras penas, mantenerlos y esto tiene fecha de caducidad, si no renovamos al personal en pocos años veremos los campos cerrados. ¿Qué campos no están en precario? Me refiero a los gallegos y a todos aquellos que no tienen a una gran población cerca o disfrutan de un clima atractivo, y mientras tanto ¿Qué hacemos para ponerle solución al tema?  Nada.

 

Yo recuerdo mis primeros pasos en este deporte y cuando vi volar la bola por encima de un árbol de 30 metros de altura o recorrer de vuelo 200 metros, quedé impresionado. ¿Podré hacer eso yo algún día? Pues sí, pude, pocas veces, pero pude…

 

Nuestro deporte tiene fama de ser un deporte light pero cuando ves, en directo, lo que se puede hacer con la bola, los que no lo habían visto antes, alucinan, y es muy normal que ellos quieran experimentarlo. Ya tienen su primer reto.

 

¿Por qué no nos enseñamos cuando se organiza deporte en la calle? ¿Por qué no se hacen jornadas de puertas abiertas en nuestros campos? ¿Por qué desde hace más de 20 años no pisa un campo gallego un jugador de primer nivel? La última vez Seve Ballesteros y Gary Player en Ría de Vigo, en Julio de 1.999.

 

El golf sólo se ve en televisión de pago. Si somos 300.000 jugadores los que contamos con licencia, no creo que supere ese número los que veamos el golf por televisión y con esa cifra ¿Pretendemos subir licencias? ¿Por qué no se consigue que de tarde en tarde se televise algún torneo importante en abierto? ¿No se hace con otros deportes?

 

Por último los campos no ayudan, los campos y sus socios. Piensan que para salir de su crisis hay que exigirle a los que empiezan que paguen como ellos o más y se equivocan. A cualquier persona que le hablas de golf  en lo primero que piensa es que es un deporte caro. Algo curioso que no sucede cuando se le habla de caza, pesca o de cualquier deporte de motor. Primero inocúlales el virus de este juego en su cuerpo y después ya hablaremos de precios. Si antes de dar el primer golpe ya estamos hablando de cuotas lo único que hacemos es espantar al personal y no están las cosas para hacerlo así. Establezcamos períodos de carencia, todos sabemos que después de unos meses de práctica es complicado dejarlo.

 

Y que nuestros federativos sean creativos y motiven al personal, sino en poco tiempo, nuestros campos serán historia.

Un comentario

  1. Fomentar campos municipales aunque sean “
    Pitch & putt. El del ayuntamiento de A Coruña puede servir de ejemplo aunque es mejorable en cuanto a la captación de jóvenes.
    En Oleiros (A Coruña), se está construyendo un nuevo campo de 18 hoyos y ya están publicitando la compra de acciones. De entrada piden 10.000€. Cuantos socios piensan captar con esas condiciones?
    Entre la gente joven NINGUNO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *